Mykonos, la isla blanca y azul.

Cuando navegás por el Mar Mediterráneo, Mykonos es la imagen por excelencia de las Cícladas. Como la mayoría de la gente va a la playa durante el día, el mejor momento para explorar el ovillo de callejuelas es por la mañana temprano y al caer la tarde.

De camino a la ciudad podés visitar el museo arqueológico, que fue construido en 1905 expresamente para exhibir los artefactos provenientes de los cementerios de la isla de Rinia, al otro lado de Delos. También podés conocer el Museo Folclórico, albergado en una casa del siglo XVIII, que cuenta con una colección inusualmente grande de bibelots y otros objetos, incluyendo un sótano dedicado a la historia marítima de la isla.

Detrás de la iglesia Paraportianí, la más antigua y famosa de Mykonos, la costa lleva al barrio conocido como la Pequeña Venecia por sus altos edificios y arcos de estilo veneciano construidos a orillas del mar en el lado suroeste. Este barrio, está lleno de galerías de arte, bares, tiendas y discotecas de moda. Más allá de la Pequeña Venecia los famosos molinos de viento miran hacia el mar, restaurados y listos para las fotos.

Destinos

Conocé las siete ciudades que podrás visitar en este exclusivo Crucero que queremos compartir con vos, y empezá a vivir los frutos de tu esfuerzo.