Venecia, una perla de rara belleza.

Las principales atracciones son los monumentos que atraen a grandes multitudes de turistas a Venecia: la Basílica de San Marcos, donde se conservan las reliquias del santo patrón, y el Palacio Ducal, la residencia del dux y sede de todas las asambleas de la ciudad.

Definitivamente, éstas son las construcciones más espectaculares de Venecia, pero merece la pena visitar el resto de las iglesias. La ciudad cuenta con más de cincuenta dignas de ser visitadas y la lista de pinturas y esculturas importantes que contienen es el doble de larga. También podés pasear por la Plaza de San Marcos: sus desfiles, mercados y festividades han atraído a los turistas desde siempre. La más conocida era la Fiera della Sensa, que ocupaba la plaza durante las dos semanas siguientes a la ceremonia del Día de la Ascensión y que celebraba la unión de Venecia con el Mar; hoy en día la plaza es el núcleo de las fiestas del Carnevale.

Los cafés de la Piazza eran un componente vital de la alta sociedad del siglo XVIII y los dos únicos sobrevivientes de dicho período, el Florian y el Quadri, siguen siendo los dos cafés más caros de la ciudad. La industria del vidrio soplado se asienta en Murano, famosa en toda Europa y cuyos hornos hoy en día constituyen la única zona de Venecia en la que se sigue fabricando.

Destinos

Conocé las siete ciudades que podrás visitar en este exclusivo Crucero que queremos compartir con vos, y empezá a vivir los frutos de tu esfuerzo.